Cáncer invasivo de vulva: importancia e implicaciones pronósticas de un diagnóstico precoz (2022)

Información del artículo

Resumen

Texto completo

Bibliografía

Descargar PDFEstadísticas

Figuras (2)

Resumen

A pesar de que el cáncer de vulva se ha considerado tradicionalmente como una enfermedad poco frecuente y de presentación en edades avanzadas, la realidad actual nos muestra una incidencia creciente en mujeres entre la tercera y quinta décadas de la vida, probablemente debido a la adquisición de nuevos hábitos higiénico-dietético-sociales y como consecuencia de una mejoría del conocimiento médico y realización de pruebas complementarias cada vez más específicas que permiten un diagnóstico más temprano. Este diagnóstico precoz es el que marcará el devenir y el mejor pronóstico de esta enfermedad en nuestras pacientes, por lo que debemos ser minuciosos en la valoración clínica de esta región anatómica, en la evaluación de los síntomas referidos por las pacientes, así como en el estudio macroscópico y colposcópico de la presencia o no de lesiones asociadas en la zona.

Palabras clave:

Cáncer de vulva

Diagnóstico precoz

Pronóstico

Tratamiento

Abstract

Although vulvar cancer has traditionally been considered a rare disease that occurs at advanced ages, the current reality shows a rising incidence in women in the third to fifth decades of life. This increase is probably due to new dietary and social hygiene habits and to improved medical knowledge and increasingly specific complementary tests, which allow earlier diagnosis. An early diagnosis is a key factor in achieving an optimal prognosis. Consequently, careful physical examination, assessment of the symptoms reported by patients, and macroscopic and colposcopic study to determine the presence or absence of associated lesions in the area are essential.

(Video) Cáncer cérvico uterino: diagnóstico y prevención.

Keywords:

Cancer of the vulva

Early diagnosis

Prognosis

Treatment

Texto completo

Introducción

Para ilustrar la importancia de la precocidad del diagnóstico en la evolución de esta enfermedad, presentamos 2 casos diagnosticados, tratados y en seguimiento actual en nuestro departamento. El primero con un diagnóstico temprano lo que permitió una exéresis total de la enfermedad en régimen ambulatorio y el segundo con un diagnóstico tardío y, por tanto, un pronóstico más desalentador.

Casos clínicosPrimer caso

Paciente de 41 años derivada desde el ginecólogo de área a nuestra unidad de patología cervical por presentar una lesión vulvar, pruriginosa y a veces sangrante, de 2 meses de evolución. Entre sus antecedentes personales destaca únicamente alergia a penicilinas, cefalosporinas, monobactámicos y carbapenemes. Entre sus antecedentes ginecológicos señala 2 partos eutócicos y un tipo menstrual regular. Niega antecedentes familiares oncológicos de interés. En nuestra unidad se realiza una exploración ginecológica minuciosa en la que se observa una lesión verrugosa en horquilla perineal-introito, no indurada. La vagina y el cérvix no muestran alteraciones. El útero presenta tamaño normal, es móvil, y en los anejos no se palpa afección. A continuación, y de forma ambulatoria, se realiza biopsia de la lesión previa infiltración local con anestesia que incluye la práctica totalidad de la lesión. La histología de la lesión es informada como de carcinoma epidermoide de mediano grado de madurez. La paciente es enviada a la unidad de ginecología oncológica donde, tras la valoración del caso, así como de una evaluación anestésica previa, se propone escisión local de lesión vulvar con BSGC bilateral. La intervención transcurre sin incidencia y las piezas remitidas a anatomía patológica son informadas como hiperplasia epidérmica con hiperqueratosis y paraqueratosis focal, con cambios inflamatorios crónicos inespecíficos sin evidencia de malignidad y sin que se observen cambios indicativos de infección viral por HPV en el caso de la lesión de vulva y como linfadenitis reactiva inespecífica sin evidencia de malignidad en el caso de los ganglios centinelas.

Segundo caso

Paciente de 58 años derivada desde el área a nuestra unidad de patología cervical por aparición de tumoración friable vulvar y prurito de 5 meses de evolución. En la anamnesis general la paciente niega antecedentes personales de interés así como ausencia de antecedentes familiares de interés oncológico. En la anamnesis ginecológica la paciente refiere ausencia de relaciones sexuales así como menopausia a la edad de 53 años. En nuestra unidad se realiza exploración ginecológica observándose una tumoración exofítica ulcerada en labio mayor izquierdo que llega hasta el rafe perineal y mínimamente en el lado derecho (fig. 1) sin palparse adenopatías inguinales. La exploración de vagina y cuello es insatisfactoria ante la falta de colaboración de la paciente por presentar mucho dolor, por lo que no se puede observar la presencia o no de infiltración vaginal. Igualmente, procedemos a realización de vulvoscopia compatible con lesión bien delimitada, ligeramente elevada sobre el tegumento y de superficie rojo-punteada y con zonas erosivas, tomándose biopsia de la misma que es informada como compatible de carcinoma epidermoide vulvar moderadamente diferenciado. La paciente es enviada a la unidad de ginecología oncológica donde tras la valoración del caso así como de una evaluación anestésica previa, se propone la realización de vulvectomía radical con linfadenectomía inguinofemoral bilateral y biopsia selectiva del ganglio centinela previa firma de consentimiento informado por parte de la paciente. La intervención transcurre sin incidencia, remitiéndose las piezas de linfadenectomía y de vulvectomía, así como el ganglio centinela inguinal izquierdo, a anatomía patológica para estudio diferido siendo informadas como carcinoma epidermoide moderadamente diferenciado que respeta los márgenes de resección laterales y profundo pero con afectación de margen de resección quirúrgico vaginal sin observarse infiltración neoplásica en las piezas de linfadenectomía pero con infiltración neoplásica del ganglio centinela inguinal izquierdo por un carcinoma epidermoide moderadamente diferenciado.


Figura 1.

Tumoración exofítica ulcerada en labio mayor izquierdo que llega hasta el rafe perineal y mínimamente en el lado derecho.

(0,08MB).

Discusión

El cáncer de vulva constituye el 1% de las neoplasias malignas en la mujeres, con una incidencia global de 1-2/100.000. Tradicionalmente se ha considerado una enfermedad poco frecuente y de presentación en edades avanzadas, sin embargo en las últimas décadas se ha observado un aumento de la incidencia de neoplasia intraepitelial vulvar (VIN) y carcinomas escamosos en mujeres más jóvenes, debido principalmente a cambios en la conducta sexual, al creciente hábito tabáquico femenino, a un mejor conocimiento médico de la enfermedad, así como a la utilización de medios diagnósticos cada vez más específicos que permiten un mejor diagnóstico precoz. El liquen escleroso, VIN, la enfermedad de Paget y el melanoma in situ son factores de riesgo conocidos, por lo que deberán tener un seguimiento estrecho por parte de los especialistas1,2.

Existen varias formas histológicas de presentación, siendo la variedad epidermoide la más frecuente (representa un 90% del total).3 En sus estadios iniciales, suele presentarse como una zona sobreelevada, indurada, a veces hiperqueratósica y de coloración variable. En estas fases es fácil el enmascaramiento de estas lesiones por una asociación con una VIN, liquen escleroso, hiperplasia de células escamosas, atrofia genital o sobreinfección con liquenificación por el rascado exagerado de la paciente. En estadios más avanzados la morfología se hace más manifiesta, pudiendo observarse una lesión ulcerada, polipoidea o nodular de coloración rojiza con frecuente presencia de zonas hiperqueratósicas que puede acompañarse de adenopatías inguinales palpables. Las lesiones son multicéntricas en un 10% de los casos. En cuanto a su localización, la más frecuente se sitúa en la parte anterior de la vulva seguida por los labios mayores, menores, clítoris y horquilla vulvar1,4.

En general este tipo de enfermedad es sintomática (prurito, tumor, dolor, ulceración, etc.), sin embargo existe una demora diagnóstica que repercute de manera negativa en el pronóstico.

De forma general, el diagnóstico se fundamenta en estos pilares:

  • –

    Anamnesis minuciosa en la que consten antecedentes de ETS, otras enfermedades ginecológicas, procesos de inmunodepresión y hábitos higiénicos.

  • –

    Exploración clínica de genitales externos, cérvix, vagina y regiones inguinales.

  • –

    Vulvoscopia con ácido acético al 5%.

  • –

    Toma de biopsia de lesiones sospechosas bajo control colposcópico mediante pinza sacabocados, punch de Keyes, bisturí frío o tijera previa infiltración anestésica local y, generalmente, en régimen ambulatorio.

    (Video) Lesiones pre malignas y malignas de Vulva y Vagina - Ginecología - Clase 28

La clasificación propuesta por la Federación Internacional de Ginecólogos y Obstetras (FIGO) en el año 2000 para este tipo de tumores es la siguiente (fig. 2).


Figura 2.

Estadificación del cáncer de vulva (FIGO).

(0,27MB).

La afectación ganglionar junto con el diámetro máximo de la lesión primaria son los factores pronósticos más importantes. De forma general, el tratamiento del cáncer de vulva es quirúrgico en estadios precoces y la quimiorradioterapia es una opción en estadios avanzados4. De esta manera, en el estadio IA se suele realizar una escisión simple de la lesión, sin ser generalmente necesaria la disección ganglionar inguinal, lo que justifica el estudio del ganglio centinela en casos de duda importante.4,5 En lesiones laterales catalogadas como IB se puede realizar exéresis local radical o hemivulvectomía radical con linfadenectomía inguinal ipsolateral. En caso de lesiones centrales en estadio IB la vulvectomía ha de ser radical con linfadenectomía bilateral. En estadio iii, la vulvectomía ha de ser radical y más o menos amplia según la extensión de la lesión, con linfadenectomía inguinofemoral bilateral y radioterapia coadyuvante. En casos con contraindicación formal de cirugía, la radioterapia radical es una opción válida. Igualmente, la aplicación de quimioterapia y radioterapia neoadyuvantes está admitida en casos avanzados previa a la cirugía estándar. Se debe tener en cuenta que la correlación exploración clínica-histología es bastante pobre.

La realización de biopsia selectiva del ganglio centinela está indicada en los casos siguientes:4–6

  • –

    Estadificación IA.

  • –

    Carcinoma escamoso en estadio IB o II con tumor de menos de 3 cm.

  • –

    Profundidad de invasión mayor a 1 mm.

  • –

    Ganglios linfáticos inguinofemorales clínicamente negativos.

La supervivencia depende en gran medida de la afectación o no de los niveles ganglionares. En los casos resecables quirúrgicamente sin afectación ganglionar, la tasa de supervivencia libre de enfermedad a los 5 años se acerca al 90%. Sin embargo, esta tasa desciende al 50-60% cuando hay diseminación linfática. Los factores de riesgo responsables de las metástasis ganglionares son:
  • –

    Estadio ganglionar clínico.

  • –

    Edad.

  • –

    Grado de diferenciación.

  • –

    Grosor tumoral.

  • –

    Profundidad de la invasión estromática.

  • –

    Presencia de invasión linfática del espacio pericapilar.

En general, un 30% de las pacientes con lesiones resecables presentan invasión ganglionar.

Para concluir, el cáncer invasivo de vulva se erige como una enfermedad de presentación cada vez más frecuente en nuestro medio. La posibilidad de una detección precoz será uno de los factores determinantes en el pronóstico, por lo que debemos ser minuciosos en el estudio de la enfermedad que atañe a dicha zona.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía

[1]

(Video) Salud TV - 25/08/2017 - Tumores ginecológicos benignos

M.L. Turner.

Vulvar manifestations of systemic diseases.

Dermatol Clin, 10 (1992), pp. 455-458

[2]

A. Chiesa-Vottero, P.M. Dvoretsky, W.R. Hart.

Histopathologic study of thin vulvar squamous cell carcinomas and associated cutaneous lesions: a correlative study of 48 tumors in 44 patients with analysis of adjacent vulvar intraepithelial neoplasia types and lichen sclerosus.

Am J Surg Pathol, 30 (2006), pp. 310-318

[3]

G.B. Ghurani, M.A. Penalver.

An update on vulvar cancer.

Am J Obstet Gynecol, 185 (2001), pp. 294-299

[4]

J.L. Benedet, H. Bender, H. Jones 3rd, H.Y. Ngan, S. Pecorelli.

FIGO staging classifications and clinical practice guidelines in the management of gynecologic cancers. FIGO Committee on Gynecologic Oncology.

Int J Gynaecol Obstet, 70 (2000), pp. 209-262

(Video) CANCER DE MAMA

[5]

W. Faught, J. Jeffrey, P. Bryson, L. Dawson, M. Helewa, J. Kwon, SOGC/GOC/SCC Policy and Practice Guidelines Committee., et al.

Management of squamous cell cancer of the vulva.

J Obstet Gynaecol Can, 28 (2006), pp. 640-651

[6]

L.M. Puig-Tintore, J. Ordi, S. Vidal-Sicart, J.A. Lejárcegui, A. Torné, J. Pahisa, et al.

Further data on the usefulness of sentinel lymph node identification and ultrastaging in vulvar squamous cell carcinoma.

Gynecol Oncol, 88 (2003), pp. 29-34

Copyright © 2012. Elsevier España, S.L.. Todos los derechos reservados

(Video) DR MARICONDE JOSÉ M. CÁNCER DE VULVA

FAQs

What does cancer of the vulva look like? ›

Symptoms of vulval cancer

raised and thickened patches of skin that can be red, white or dark. a lump or wart-like growth on the vulva. bleeding from the vulva or blood-stained vaginal discharge between periods. an open sore in the vulva.

What is the most common malignant tumor of the vulva? ›

The most common type of vulvar cancer is squamous cell carcinoma. Other, less common vulvar cancers include adenocarcinoma, melanoma, sarcoma, and verrucous carcinoma.

Can vulvar cancer be misdiagnosed? ›

The warning signs and symptoms of Vulvar Cancer often mimic other gynecological issues and are therefore frequently ignored or misdiagnosed. Persistent itching, bleeding not related to your menstrual cycle, tenderness, skin discoloration, and a lump or growth could be signs of precancerous cells and/or cancer.

What is adenocarcinoma of the vulva? ›

Adenocarcinoma usually starts in the Bartholin glands or sweat glands in the vulva. These make up about 8% of vulvar cancers. Paget disease of the vulva is a type of adenocarcinoma in which the cancer cells are in the top layer of skin. Melanoma is a skin cancer that starts in cells that make pigment.

How did your vulvar cancer start? ›

Vulvar cancer starts in the vulva. It starts when cells in the vulva grow out of control and crowd out normal cells. This makes it hard for the body to work the way it should. Cancer cells can spread to other parts of the body.

Does vulva cancer spread quickly? ›

Vulvar cancer begins on the surface of the vulva. Most of these cancers grow slowly, remaining on the surface for years. However, some (for example, melanomas) grow quickly.

Why is my Vigina itchy inside? ›

Chlamydia, genital herpes, genital warts, trichomoniasis, gonorrhea and other organisms can cause vaginal/vulvar itching and irritation and other symptoms. Yeast infection (vaginal candidiasis). About three out of every four women will develop a yeast infection at some point in their lives.

What is vulva infection? ›

Overview. A vaginal yeast infection is a fungal infection that causes irritation, discharge and intense itchiness of the vagina and the vulva — the tissues at the vaginal opening. Also called vaginal candidiasis, vaginal yeast infection affects up to 3 out of 4 women at some point in their lifetimes.

Why does my vulva itch at night? ›

Vulvar itching, including itching that gets worse at night, is often the result of an allergic reaction or medical condition that will need treatment. People should see a doctor for itching that does not go away after some time or that occurs with other symptoms.

Can a virgin have vulvar cancer? ›

SCCV is the most common type among the vulvar cancers. This disease typically develops in older women (in their seventh or eighth decade of life) and is rarely seen in women younger than 35 years of age [5]. The current case is a special case due to its age of occurrence, virgin and TS status.

How long can you live with vulvar cancer? ›

Survival rates can give you an idea of what percentage of people with the same type and stage of cancer are still alive a certain amount of time (usually 5 years) after they were diagnosed.
...
5-year relative survival rates for vulvar cancer.
SEER Stage5-Year Relative Survival Rate
Distant19%
All SEER stages combined71%
2 more rows
Feb 4, 2019

Can you survive vulvar cancer? ›

The 5-year survival rate for people with vulvar cancer is 71%. However, survival rates depend on several factors, including the type of vulvar cancer and the stage of disease at the time it is diagnosed. The 5-year survival rate for vulvar cancer that has not spread beyond the vulva is almost 87%.

Where is vulvar carcinoma most commonly located? ›

Cancer of the vulva (also known as vulvar cancer) most often affects the inner edges of the labia majora or the labia minora. It starts in the clitoris or in the Bartholin glands less often.

Is vulvar melanoma fast growing? ›

Vulvar cancer begins on the surface of the vulva. Most of these cancers grow slowly, remaining on the surface for years. However, some (for example, melanomas) grow quickly.

What does a vulvar biopsy test for? ›

A vulvar biopsy is a test used to check for vulvar cancer or another skin disease affecting the vulva. The vulva is the outer part of a woman's genitals. During a biopsy, small tissue samples are taken from areas of skin that look changed (abnormal).

How do I check myself for vulvar cancer? ›

Check your labia majora (the outer lips) and feel for any bumps. Also, visually look for any moles, spots, sores, changes in skin color or texture, bumps, or rashes. Repeat this check with your labia minora (the inner lips). Finally, look at your perineum.

How fast does vulva cancer grow? ›

Vulvar cancer usually takes many years to develop but, like other types of cancer, it is easier to treat at an early stage. Treatment may involve surgery, radiation therapy and chemotherapy. You may have one of these treatments or a combination.

What is the first stage of vulvar cancer? ›

Stage I: The cancer has formed but has not moved beyond the vulva or perineum (the area between the rectum and the vagina.) Stage Ia: The cancer is 2 cm or smaller and has spread no more than 1 mm into the vulva's tissue. The cancer has not reached the lymph nodes.

What is the last stage of vulvar cancer? ›

Stage IVB.

This is the most advanced stage of vulvar cancer. The cancer has spread to organs, such as the lungs or bone, or to lymph nodes further away in the body. It may or may not have spread to nearby lymph nodes and organs.

Why is my private area dark? ›

Secretion of hormones causes the production of extra melanin in the intimate area. It makes the private area skin darker. The skin in intimate parts gets darker as you grow up. However, the sudden and excessive darkening can be due to an underlying disease or infection.

What are the five signs of infection? ›

Know the Signs and Symptoms of Infection
  • Fever (this is sometimes the only sign of an infection).
  • Chills and sweats.
  • Change in cough or a new cough.
  • Sore throat or new mouth sore.
  • Shortness of breath.
  • Nasal congestion.
  • Stiff neck.
  • Burning or pain with urination.

What are the 4 types of infections? ›

The four different categories of infectious agents are bacteria, viruses, fungi, and parasites. When studying these agents, researchers isolate them using certain characteristics: Size of the infectious agent.

What cream is good for itchy vulva? ›

MONISTAT CARE® Instant Itch Relief Cream provides fast relief for itching and irritation around the vaginal area.

What is the symptoms of virgin cancer? ›

Abnormal vaginal discharge. Irregular vaginal bleeding. Pelvic pain. post-coital vaginal bleeding.

Does vulvar cancer have a smell? ›

Does vulvar cancer smell a particular way? Since vulvar cancer develops on the surface of the vulva, it may have a particular smell. However, during the initial stages of vulvar cancer, you may not experience any symptoms. In advanced stages, you may experience vaginal discharge with a foul smell.

Can a 20 year old get vulvar cancer? ›

Vulval cancers can occur in young women and have been seen in women in their 20's. But it is extremely rare to get vulval cancer at such a young age.

How do I check myself for vulvar cancer? ›

Check your labia majora (the outer lips) and feel for any bumps. Also, visually look for any moles, spots, sores, changes in skin color or texture, bumps, or rashes. Repeat this check with your labia minora (the inner lips). Finally, look at your perineum.

How quickly does vulvar cancer develop? ›

Vulvar cancer usually takes many years to develop but, like other types of cancer, it is easier to treat at an early stage. Treatment may involve surgery, radiation therapy and chemotherapy. You may have one of these treatments or a combination.

Does vulvar cancer have an odor? ›

Does vulvar cancer smell a particular way? Since vulvar cancer develops on the surface of the vulva, it may have a particular smell. However, during the initial stages of vulvar cancer, you may not experience any symptoms. In advanced stages, you may experience vaginal discharge with a foul smell.

What does cancerous lichen sclerosus look like? ›

Typical lesions of lichen sclerosus are porcelain-white papules and plaques, often seen in conjunction with areas of ecchymosis or purpura. The skin typically appears whitened, thinned and crinkling ('cigarette paper' in appearance).

A pesar de que el cáncer de vulva se ha considerado tradicionalmente como una enfermedad poco

A pesar de que el cáncer de vulva se ha considerado tradicionalmente como una enfermedad poco frecuente y de presentación en edades avanzadas, la realidad actual nos muestra una incidencia creciente en mujeres entre la tercera y quinta décadas de la vida, probablemente debido a la adquisición de nuevos hábitos higiénico-dietético-sociales y como consecuencia de una mejoría del conocimiento médico y realización de pruebas complementarias cada vez más específicas que permiten un diagnóstico más temprano.. Este diagnóstico precoz es el que marcará el devenir y el mejor pronóstico de esta enfermedad en nuestras pacientes, por lo que debemos ser minuciosos en la valoración clínica de esta región anatómica, en la evaluación de los síntomas referidos por las pacientes, así como en el estudio macroscópico y colposcópico de la presencia o no de lesiones asociadas en la zona.. La intervención transcurre sin incidencia y las piezas remitidas a anatomía patológica son informadas como hiperplasia epidérmica con hiperqueratosis y paraqueratosis focal, con cambios inflamatorios crónicos inespecíficos sin evidencia de malignidad y sin que se observen cambios indicativos de infección viral por HPV en el caso de la lesión de vulva y como linfadenitis reactiva inespecífica sin evidencia de malignidad en el caso de los ganglios centinelas.. La paciente es enviada a la unidad de ginecología oncológica donde tras la valoración del caso así como de una evaluación anestésica previa, se propone la realización de vulvectomía radical con linfadenectomía inguinofemoral bilateral y biopsia selectiva del ganglio centinela previa firma de consentimiento informado por parte de la paciente.. Tradicionalmente se ha considerado una enfermedad poco frecuente y de presentación en edades avanzadas, sin embargo en las últimas décadas se ha observado un aumento de la incidencia de neoplasia intraepitelial vulvar (VIN) y carcinomas escamosos en mujeres más jóvenes, debido principalmente a cambios en la conducta sexual, al creciente hábito tabáquico femenino, a un mejor conocimiento médico de la enfermedad, así como a la utilización de medios diagnósticos cada vez más específicos que permiten un mejor diagnóstico precoz.

Infórmate acerca de este tipo de cáncer poco frecuente que se forma en la piel que rodea la uretra y la vagina. Los tratamientos pueden ser cirugía, radiación y quimioterapia.

Utilizar un dispositivo de aumento especial para examinar la vulva Durante la colposcopía, el médico utiliza un dispositivo que funciona como una lupa para inspeccionar de cerca la vulva y detectar zonas anormales.. Para determinar si una zona de piel sospechosa en la vulva es cáncer, el médico puede recomendar la extracción de una muestra de piel para su análisis.. El tratamiento para el cáncer de vulva puede implicar la extracción de una parte de la vulva (vulvectomía parcial) o de la totalidad de la vulva (vulvectomía radical).. Las opciones de tratamiento para el cáncer vulvar dependen del tipo y del estadio del cáncer, de la salud general y de las preferencias personales.. La radioterapia para el cáncer vulvar suele aplicarse con una máquina que se mueve alrededor de tu cuerpo y dirige la radiación a puntos precisos en la piel (radioterapia de haz externo).. A veces, la radioterapia se utiliza para reducir el tamaño de los tumores vulvares malignos y aumentar las probabilidades de éxito de la cirugía.. Si se descubren células cancerosas en los ganglios linfáticos, el médico puede recomendarte que te apliques radiación en la zona que rodea los ganglios linfáticos para destruir las células cancerosas que podrían quedar después de la cirugía.. En ocasiones, la quimioterapia se combina con la radioterapia para reducir el tamaño de los cánceres vulvares grandes a fin de aumentar las probabilidades de que la cirugía tenga éxito.. El sistema inmunitario que lucha contra las enfermedades de tu cuerpo puede no atacar el cáncer porque las células cancerosas producen proteínas que las ayudan a esconderse de las células del sistema inmunitario.. Después de completar el tratamiento oncológico contra el cáncer vulvar, el médico puede recomendar exámenes de seguimiento periódicos para detectar una posible reaparición del cáncer.. Pídele al médico que te explique los conceptos básicos de tu tipo de cáncer, como por ejemplo cuáles son los tipos de células que se ven afectadas y en qué estadio se encuentra la enfermedad.. Los foros de mensajes por Internet, como los que ofrece la Red de Sobrevivientes del Cáncer de la American Cancer Society, también pueden ponerte en contacto con otras mujeres que padecen cáncer vulvar.. Si el médico o el ginecólogo sospechan o diagnostican que tienes cáncer, es probable que te deriven a un oncólogo ginecológico que se especializa en la cirugía de diferentes tipos de cáncer ginecológico.

El cáncer vulva es poco frecuente, representa el 5% de todos los cánceres ginecológicos. Objetivo: Describir la epidemiologia del cáncer de vulva, de las pacientes que acudieron al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño durante los años 2002-2007. Materiales y métodos. Estudio descriptivo, diseño transversal que incluyo 26 pacientes con cáncer de vulva, que acudieron al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño (IOMPC) durante los años 2002-2007. Se hizo la revisión documental de las historias de las pacientes y la ficha donde se registraron los datos contenía tres partes con relación a datos sociodemográficos, antecedentes epidemiológicos y datos histológicos. El análisis se hizo mediante la estadística descriptiva.

Epidemiologia del Cáncer de Vulva de pacientes que acudieron al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño.. Magíster en Salud Pública Adscrito a la Universidad de Carabobo y al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño (IOMPC).. Epidemiologia del Cáncer de Vulva de pacientes que acudieron al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño- Estado Carabobo 2002-2007. Objetivo: Describir la epidemiologia del cáncer de vulva, de las pacientes que acudieron al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño durante los años 2002-2007.. Predomino el cáncer de vulva de tipo epidermoide.. El objetivo de este trabajo fue describir la epidemiologia del cáncer de vulva, de las pacientes que acudieron al Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño durante los años 2002-2007. Se realizó un estudio descriptivo de diseño transversal en el cual se incluyeron todas las pacientes con diagnóstico de cáncer de vulva, que acudieron al Servicio de Radioterapia del Instituto Oncológico Miguel Pérez Carreño (IOMPC) durante los años 2002-2007.. Predominaron las mujeres de 60 a 69 años con el 38,46% (10) seguidas de las de 40 a 49 años con el 23,08%.. Con respecto a los datos ginecoobstétricos el 57% (15) de las pacientes tuvieron su primera menstruación entre los 12 a 14 años, la mayoría presento su primera relación sexual entre los 14 y 19 años de edad.

Nuestros especialistas usan evaluaciones preventivas para diagnosticar temprano el cáncer de vagina y vulva. Si es necesario, los procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos ofrecen una recuperación más rápida.

Los síntomas del cáncer de vulva y de vagina pueden incluir:. Este analizará con usted sus antecedentes médicos personales y familiares para determinar si tiene algún factor de riesgo de este tipo de cáncer.. También podemos usar estas pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado:. TEP (tomografía por emisión de positrones), que se combina con la inyección de un medio de contraste específico en una vena.. Dependiendo de su situación particular, los especialistas en cáncer pueden recomendar una cirugía seguida de quimioterapia o radioterapia para destruir las células cancerosas adicionales.. Usando pequeñas incisiones, insertamos instrumentos quirúrgicos especiales para extirpar el cáncer y el tejido circundante, si el cáncer se ha diseminado a él.. El cirujano hace una pequeña incisión en la parte superior de la vagina para extirpar el útero y, a veces, otros órganos reproductores si el cáncer se ha diseminado a ellos.. El cirujano extirpará algunos de los ganglios linfáticos de la pelvis y el abdomen y los examinará con un microscopio para ver si el cáncer se ha diseminado.. Los tratamientos no quirúrgicos para el cáncer de útero incluyen:. La radiación de haz externo , que usa una máquina especial para enviar haces de rayos X de alta energía para atacar y destruir las células cancerosas.

Esta información explica lo que es el cáncer de vulva, incluso sus síntomas, diagnósticos y tratamientos.

Antes de que hable con el proveedor de cuidados de la salud, le podría ser de utilidad leer algunas secciones para que tenga una mejor idea de qué preguntas hacer.. Los labios internos y externos de la labia El clítoris La abertura de la vagina Las glándulas vaginales, que se encuentran en el perineo (la parte que está entre la vulva y el ano). El hecho de saber en qué etapa se encuentra el cáncer ayudará a que su proveedor de cuidados de la salud le elabore el mejor plan de tratamiento.. Etapa IVA: El cáncer se ha propagado a alguno de los siguientes lugares que están cerca de la vulva: La parte superior de la uretra, la mucosa de la vagina, la mucosa de la vejiga, la mucosa del recto o está fija en el hueso pélvico (cadera).. Si el tumor es grande (de más de 2 centímetros) o ha crecido mucho hacia adentro de la vulva, es posible que también se le tengan que extirpar los nódulos linfáticos de la ingle.

Videos

1. 6,enfermedad de las trompa de falopio
(5TO MEDICINA)
2. TUMOR PÉLVICO Y DIAGNÓSTICO CÁNCER DE OVARIO - DRA ISABEL CASTRO DÜNNER
(GINECOLOGIA Y OBSTETRICIA CAMPUS SUR UCHILE)
3. Diálogos en confianza (Salud) - Tratamiento integral para pacientes con VIH y/o SIDA (04/12/2017)
(Canal Once)
4. 14 AV2 Patologia del Cuello Uterino y Vulva AP
(Juan Justo Roman)
5. cancer de esofago
(clínica quirúrgica 1 hospital Pasteur)
6. Brain Metastases: A Documentary | How Brain Metastases Develop and Promising Treatment Options
(Brainlab)

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Fredrick Kertzmann

Last Updated: 07/05/2022

Views: 6179

Rating: 4.6 / 5 (66 voted)

Reviews: 89% of readers found this page helpful

Author information

Name: Fredrick Kertzmann

Birthday: 2000-04-29

Address: Apt. 203 613 Huels Gateway, Ralphtown, LA 40204

Phone: +2135150832870

Job: Regional Design Producer

Hobby: Nordic skating, Lacemaking, Mountain biking, Rowing, Gardening, Water sports, role-playing games

Introduction: My name is Fredrick Kertzmann, I am a gleaming, encouraging, inexpensive, thankful, tender, quaint, precious person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.